Pasos para montar un bar en Salamanca

Montar un bar en Salamanca parece, a priori, una gran idea ya que es una de las ciudades españolas con mayor número de estudiantes sedientos y hambrientos por metro cuadrado. Bromas aparte, Salamanca es uno de los destinos más interesantes para los emprendedores del sector de la hostelería y la restauración, una plaza que cuenta con 1 bar por cada 108 residentes. Salamanca puede ser un buen lugar para montar un bar, pero ¿cómo hacerlo de la forma más fácil y sencilla posible? Hoy te lo contamos aquí, en el blog de Maquinaria de Hostelería.net.

Montar un bar en Salamanca

De Alurín – Trabajo propio, CC BY-SA 3.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=18446098

Paso 1: requisitos administrativos para montar un bar en Salamanca

El paso 1 para abrir un bar en Salamanca, León, Zamora, Palencia, Valladolid, Ávila, Burgos, Soria y Segovia es conocer los requisitos administrativos exigidos por las autoridades de la Comunidad Autónoma de Castilla y León, la comunidad autónoma más grande de España y, también, una de las más pobladas de nuestro país.
Estos requisitos son bastantes y, también, bastante exigentes, pero no te preocupes, el secreto está en no perder la calma e ir cerrando trámites uno por uno.

Lo primero que tienes que hacer para abrir un bar en Salamanca o en cualquiera de las otras ciudades de Castilla y León es presentar una declaración responsable y solicitar la licencia de apertura en el Ayuntamiento de la localidad donde quieras abrir tu negocio. Pulsa aquí para acceder a la Sede Electrónica del Ayuntamiento de Salamanca.

Montar un bar en Salamanca

 

Una declaración responsable es un documento en el que comunicas a la administración competente – en este caso el área de turismo del Ayuntamiento- que tienes intención de abrir un negocio determinado. Ya sabes lo que es la licencia de apertura: ese documento que te permitirá abrir un establecimiento de hostelería o restauración en una localidad española.

Un tercer paso administrativo para abrir un bar en Salamanca, León, Palencia, Valladolid o cualquier otra localidad castellano leonesa es solicitar la inscripción correspondiente de tu negocio en el llamado “Registro de Turismo y Censo de la Actividad Turística de Castilla y León”.

Montar un bar en Salamanca

En esa inscripción tendrás que anotar varios detalles de tu negocio como, por ejemplo, su ubicación concreta y la categoría a la que pertenece según la clasificación aprobada por el Decreto 12/2016, de 21 de abril, por el que se regulan los establecimientos de restauración en la Comunidad de Castilla y León.

Por ley, en Catilla y León existen cuatro tipos de establecimientos de restauración: restaurante, salón de banquetes, cafetería y bar.

Restaurante: establecimiento para servir platos de carta y de menú en un comedor expresamente equipado a tal efecto. Los restaurantes en Castilla y León pueden pertenecer a una de cinco categorías diferentes que son: de lujo, de primera, de segunda, de tercera y de cuarta categoría. Además, estos restaurantes se pueden clasificar por el número de tenedores: cinco, cuatro, tres, dos y uno.

Salón de banquetes: establecimiento para servir menús concertados y previamente presupuestados a un grupo de personas en una fecha y horario determinados y acordados. En cuanto a su categoría, los salones de banquetes se clasifican por el número de copas: dos o una.

Cafetería
: establecimiento que sirve menús sencillos y bebidas durante un horario de apertura determinado. Una curiosidad: las cafeterías en Castilla y León también tienen categorías y se simbolizan, cómo no podía ser de otra manera, con el número de tazas de café: una taza- primera categoría- o dos tazas – segunda categoría-.

Bar: establecimiento que sirve bebidas de todo tipo (incluidas las bebidas alcohólicas) y, también, menús y platos en forma de raciones, tapas, bocadillos, etc. En Castilla y León no se clasifica a los bares por categorías aunque igual no sería mala idea…
Montar un bar en Salamanca

Paso 2: requisitos de tus instalaciones para abrir un bar en Salamanca

En los últimos años, Castilla y León intenta potenciar el turismo en su comunidad mejorando la calidad de los servicios de hostelería y la restauración. Así, para poder montar un bar en Salamanca, tendrás que invertir un dinero en acondicionar las instalaciones del local que vayas a comprar o a alquilar; tendrás que demostrar que tu futuro bar cuenta con:

  • Instalaciones de agua corriente caliente y fría revisadas.
  • Sistema eléctrico homologado, revisado y certificado.
  • Sistemas de extracción y salida de humos en la zona de la cocina industrial.
  • Sistema de calefacción (recuerda que en Castilla y León los inviernos son de aúpa).
  • Medidas de ahorro energético como, por ejemplo, la adquisición de electrodomésticos de calor, de frío o de lavado etiquetados como A+.

No es muy habitual que decidas abrir un bar en Salamanca con dos pisos o que ocupe el segundo piso de un inmueble, pero si ese es tu caso recuerda que el edificio debe contar con ascensor.

Paso 3: requisitos de los aseos para abrir un bar en Salamanca

Un tercer requisito que debes conocer y cumplir para montar un bar en Salamanca hace referencia a los aseos, a los baños. ¿Te parece curioso? No lo es si recuerdas el alto nivel de calidad que los servicios de turismo local quieren que tengan todos los bares, restaurantes, cafeterías y salones de banquetes de Castilla y León.

Los aseos de tu futuro bar en Salamanca tienen que cumplir una serie de requisitos como, por ejemplo, los siguientes:

  1. No pueden ser mixtos. Por ley, en Castilla y León en todo bar tiene que haber baños separados para hombres y para mujeres incluso cuando las dimensiones de ese bar sean muy reducidas.
  2. Tienen que tener un suministro de agua corriente. ¿Te sorprende este requisito? La razón la encontramos en la picaresca que estuvo de moda hace ya unos años en los pubs y cafeterías de Castilla y León: a partir de cierta hora de la noche, los propietarios de esos locales cerraban el suministro de agua corriente en los aseos para evitar que los clientes bebiesen agua y, así, tuvieran que comprar una bebida en la barra del local. Esto no es un bulo, yo misma lo he vivido (y denunciado) más de una vez y más de dos.
  3. Deben estar equipados con todo lo necesario. El equipamiento básico del aseo de un bar en Salamanca tendría que incluir un espejo, un dosificador de jabón, un secamanos automático o un dispensador de toallas de papel, una papelera, un espejo, un dispensador de papel higiénico (provisto de papel por favor), una percha o un colgador para la chaqueta, el bolso, etc.
  1. Tienen que estar limpios y en perfecto estado de uso. Este punto es especialmente importante no sólo para cumplir con la legislación vigente, sino para proteger tu salud, la de tus empleados y la de los futuros clientes de tu bar en Salamanca.

Montar un Bar en Salamanca

 

Estos son los pasos básicos para montar un bar en Salamanca. ¿Qué te parecen? ¿Muy exigentes? Nos gustaría leer tu comentario.

Comparte esta publicación...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la política de privacidad