Montar un restaurante ¿con socios o sin ellos?

¿Estás pensando en montar un restaurante? ¿Cómo vas a hacerlo? ¿Con socios? ¿Sin ellos?

Montar un restaurante o cualquier otro negocio de restauración es una aventura empresarial más compleja de lo que parece a simple vista, una apuesta en la que tendrás que tomar muchas decisiones y la primera es vital: asociarte con otras personas o lanzarte a la aventura en solitario. Ambas opciones tienen sus pros y sus contras, unas ventajas y unas desventajas que tienes que conocer antes de invertir un solo euro.

¿Quieres que te contemos cuáles son esos pros y contras de montar un restaurante con y sin socios? Pues adelante, empieza a leer porque ese es el interesante tema que abordamos hoy aquí, en tu blog de Maquinaria de Hostelería.net.

montar un restaurante

Montar un restaurante con socios: ventajas y desventajas

Como sucede con cualquier otro negocio, montar un restaurante con socios tiene sus ventajas y sus desventajas. Vamos a ser positivos empezando por las ventajas. Toma nota.

Principales ventajas de montar un restaurante con socios

Tal y como está el patio, montar un restaurante, un bar, una cafetería o una pizzería con socios tiene unas ventajas muy importantes. Por ejemplo, las tres siguientes: compartir gastos, papeleo y responsabilidad.

Compartir gastos

La ventaja más importante de montar un restaurante con otras personas es que puedes compartir la inversión económica que implica abrir un negocio de restauración. Hablamos de las diversas partidas presupuestarias que tienes que tener en cuenta para abrir un restaurante, un bar o una cafetería: acondicionamiento del local, reparaciones, limpieza, rótulo, sistemas de alarma, adquisición de la maquinaria de restauración, adquisición de la maquinaria auxiliar para la cocina y la barra, compra del mobiliario inoxidable, etc.

Compartir papeleo

Montar un restaurante lleva mucho tiempo de papeleo, ya sabes a lo que me refiero: elaboración del Plan de Negocio, petición de licencias de apertura, reuniones con la empresa de prevención de riesgos laborales, visitas a Hacienda y a la Seguridad Social, etc.

Si decides contar con uno o dos socios para montar un restaurante, podrás compartir la responsabilidad de elaborar y presentar las toneladas de documentos que son necesarios en este país para abrir cualquier tipo de negocio de hostelería y restauración.

Compartir responsabilidad

Montar un restaurante, un bar o una cafetería implica hacerse responsable no solo de los pagos correspondientes a los proveedores de carne, pescado, vino o café. También implica responsabilizarse de pagar al personal de barra y de cocina, de cumplir las normas sanitarias en la cocina y con la normativa municipal en cuanto a ruidos, etc.

Si compartes todas estas responsabilidades, tu carga mental será menor y tu vida personal y familiar se resentirá un poquito menos.

montar un restaurante

Principales desventajas de montar un restaurante con socios

Montar un restaurante con socios no solo tiene ventajas, también tiene algunas desventajas que se podrían resumir en una: los conflictos personales.

Conflictos personales

El sector de la hostelería y la restauración es sumamente estresante, sobre todo en los primeros años de un negocio: jornadas interminables, deudas, problemas con los proveedores, los clientes y los empleados, pocos o nulos beneficios económicos…

Todos estos problemas generan incertidumbre entre los socios, conflictos personales, diferencias de opinión a la hora de tomar decisiones de a quien comprar la maquinaria de hostelería, el pescado o las bebidas… ¿El resultado? La ruptura de la sociedad pocos meses después de abrir el restaurante.

montar un restaurante

Montar un restaurante en solitario: ventajas y desventajas

Para evitar los conflictos personales y profesionales que te contábamos en el apartado anterior, muchos emprendedores optan por montar un restaurante en solitario. ¿Crees que esta es una buena decisión? Quizás sí, quizás no. Veamos algunas de las ventajas y las desventajas que tiene montar un restaurante sin socios.

Principales ventajas de montar un restaurante en solitario

Montar un restaurante, un bar, una cafetería o una pizzería en solitario tiene una serie de ventajas bastante interesantes, pero creemos que la más importante sería una: el ahorro de tiempo y conflictos a la hora de tomar decisiones sobre tu negocio de restauración. Lo vemos con detalle.

Mayor rapidez y eficacia a la hora de tomar decisiones

Desde que surge la idea de montar un restaurante hasta que abres la puerta al primer cliente deberás tomar muchísimas decisiones importantes: elegir el local más adecuado, equiparlo, solicitar financiación para equiparlo, tramitar todos los permisos y licencias, contratar personal, elegir el nombre del restaurante, acondicionar el exterior para atraer clientes, etc. Lógicamente es más sencillo y rápido tomar este tipo de decisiones si solo tienes que consultar con una persona: tú mismo o tú misma.

montar un restaurante

Principales desventajas de montar un restaurante en solitario

A cambio de no tener que dar explicaciones a tu socio, si decides abrir un restaurante en solitario tendrás que asumir una serie de desventajas que, como verás, también son importantes y entre las que destacan dos: la necesidad de tener que asumir toda la inversión que implica abrir una empresa y el hecho de que serás el único responsable de la aventura empresarial.

Asumir toda la inversión

La principal desventaja de montar un restaurante sin socios es que tendrás toda la responsabilidad financiera del nuevo negocio. ¿Qué quiere decir esto? Que tendrás que asumir toda la inversión que implica lanzarse a esta aventura empresarial: gastos de compra o alquiler del inmueble, costes para acondicionarlo y equiparlo, gastos de contratación de personal, adquisición de mobiliario de hostelería y restauración, etc.

Es decir: montar un restaurante en solitario implica que tendrás que hacerte cargo tanto de la financiación interna “tirando” de tus ahorros o de los ahorros de tu familia, como de las fórmulas de financiación externa que encontramos en el mercado: ángeles inversores, créditos bancarios, etc.

Asumir toda la responsabilidad

Si llevas tiempo trabajando en el sector de la hostelería y la restauración, seguro que sabes muy bien que la responsabilidad del propietario del negocio no se limita a la parte económica.

La mayoría de la gente que decide montar un restaurante en solitario invierte no solo sus ahorros, sino los de sus familiares directos que confían en su buen “ojo” empresarial. Si el restaurante va bien, perfecto, pero… ¿y si va mal? ¿Estás preparado para afrontar la responsabilidad de perder dinero ajeno? Y no solo eso.  Para montar un restaurante necesitarás que mucha gente confíe en ti: los proveedores, los empleados… Así, estarás asumiendo una responsabilidad que cargarás solo sobre tus hombros si decides no compartirla con uno o varios socios que se impliquen en tu proyecto.

montar un restaurante

 

Y hasta aquí nuestro artículo de hoy. Ahora nos gustaría leer tu opinión: con lo que te hemos contado ¿qué opinas? ¿Crees que es mejor montar un restaurante con socios o sin ellos? ¡Escribe un comentario!

Comparte esta publicación...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la política de privacidad