Inspecciones sanitarias en bares y restaurantes: ¿cómo evitar problemas?

Todos estamos de acuerdo en que las inspecciones sanitarias son útiles para mejorar la limpieza y la higiene de bares y restaurantes o, lo que es lo mismo, para multar a aquellos empresarios guarretes que hacen caso omiso de las normas más básicas de limpieza poniendo en riesgo la salud de sus pobres clientes. Pero a veces nos pueden multar o incluso cerrar temporalmente el negocio por incumplir algunas normas básicas debido al exceso de trabajo, al desconocimiento, a la ineficacia de los empleados nuevos… ¿Cómo podemos evitar problemas al recibir la visita de un inspector de sanidad? Ese es el interesante tema que hemos investigado hoy para ti aquí, en el blog de Maquinaria de Hostelería.net. ¡Sigue leyendo!

inspecciones sanitarias

Algunos datos importantes sobre las inspecciones sanitarias

Todos hemos oído hablar de las inspecciones sanitarias en bares y restaurantes. De hecho, muchos de nosotros nos preguntamos por qué no hay más inspecciones, multas y sanciones cuando vemos esos negocios desastrados, sucios, llenos de humo de las cocinas, con los baños rotos y las tuberías al aire… Creo que nos falta algo de información básica sobre las inspecciones sanitarias en el sector de la restauración, una información muy valiosa tanto si somos consumidores como si regentamos un bar, restaurante, cafetería, churrería o chiringuito playero.

Vamos a intentar aclarar en pocas líneas algunos datos importantes sobre las inspecciones sanitarias y para ello nos vamos a ayudar de tres típicas preguntas y respuestas periodísticas: ¿Quién? ¿Qué? ¿Para qué?

¿Quién se ocupa de hacer las inspecciones sanitarias?

En España las competencias de inspeccionar las condiciones de seguridad y salud de las empresas están asumidas por las comunidades autónomas a través de sus respectivas consejerías de salud. Así, cada comunidad autónoma tiene un grupo determinado de inspectores que realizan visitas aleatorias para detectar riesgos sanitarios y verificar que se cumple con la normativa nacional y autonómica.

¿Qué se revisa en una inspección sanitaria?

Tenemos la falsa idea de que los inspectores sanitarios que visitan bares y restaurantes van directamente a la cocina como si emularan al chef Chicote. Craso error. Un inspector sanitario puede revisar prácticamente todo, desde los baños, a los cristales, los accesos, el almacén, el office, el comedor, el callejón de atrás donde dejamos la basura…

¿Para qué se hacen las inspecciones sanitarias?

Como su propio nombre indica, las inspecciones sanitarias inspeccionan o revisan las condiciones sanitarias del establecimiento para verificar que el empresario está cumpliendo con la normativa vigente en materia de seguridad, higiene y salud.

Por resumir un poco, podríamos decir que las inspecciones sanitarias en bares y restaurantes tienen tres objetivos muy concretos:

  1. Prevenir los riesgos higiénicos y sanitarios a los que pueden estar expuestos los trabajadores y clientes del negocio de restauración.
  2. Controlar que los sistemas de limpieza y desinfección que se han implementado en el negocio cumplan realmente su función (prevenir contagios, evitar la presencia de plagas, etc.).
  3. Concienciar a los empresarios de la importancia de la seguridad alimentaria y mantener unas condiciones higiénicas aceptables a fin de evitar cualquier tipo de riesgo perfectamente evitable.

inspecciones sanitarias

Puntos clave para evitar problemas con las inspecciones sanitarias

Después de leer el apartado anterior, igual te has quedado con cara de ¿Y ahora qué? ¿Qué tengo que preparar para evitar problemas con un inspector sanitario que llegue con ganas de multar?

No es una respuesta fácil ya que, como te decíamos antes, un inspector tiene la obligación de revisar cualquier cosa que pueda implicar riesgos sanitarios. De todas formas,  hay algunos puntos clave que puedes tener en cuenta y que te salvarán del 90 % de las posibles multas y sanciones: la limpieza e higiene de las instalaciones y el equipamiento de la cocina industrial, la formación de los trabajadores en materia de higiene y manipulación de alimentos, la calidad del agua y el control de la cadena de frío y conservación de los alimentos.

Vamos  a ver algunos detalles de dos de los puntos más importantes a tener en cuenta para evitar problemas con las inspecciones sanitarias: la limpieza e higiene y la formación y concienciación de los trabajadores.

Limpieza e higiene

Un negocio de restauración debe estar más limpio que nuestro propio hogar. Por favor: grábate esta máxima en tu cabeza y consigue que también lo haga tu personal de cocina, barra y sala. La limpieza y la desinfección de los suelos, las encimeras, las mesas de trabajo, los hornos, las planchas, los fogones, etc., debe ser diaria y hecha en profundidad.  Además, las baldas de los frigoríficos, el interior de los congeladores y las estanterías del almacén deben estar limpias como la patena. Sin excusas. Si no lo hacéis así, la multa de la inspección de sanidad la tenéis prácticamente asegurada.

El suelo, las paredes, los enchufes, el cubo de basura y los trapos de cocina deben limpiarse y desinfectarse todos los días o, incluso, varias veces al día dependiendo del trasiego que tengas en tu local.

Las cazuelas, los cazos, las ollas, las sartenes, los cuchillos y los cubiertos deben lavarse con agua caliente y desinfectarse después de cada uso.

Las salpicaduras de aceite o agua en el suelo de la cocina deben eliminarse en el momento y no dejar que se solidifiquen y pasen a formar parte de la “decoración” del local.

Los cristales, pomos, cerraduras y madera de las puertas y ventanas de tu negocio también existen: haz que se limpien al menos una vez a la semana.

Presta especial atención a los baños y sanitarios. Repón el papel higiénico, el expendedor de jabón y las toallas de papel desechables cada pocas horas.

El aire acondicionado es una fuente de problemas sanitarios, recuerda lo que te hemos contado en nuestro blog sobre la peligrosa Legionela

inspecciones sanitarias

Formación y concienciación del personal de restauración

¿Sabes cuál es la verdadera clave para evitar multas y sanciones en una inspección sanitaria? Que tanto tú como tu personal de cocina, barra y sala sepáis lo que hay que hacer para garantizar la seguridad, la salud y la higiene en vuestro negocio de restauración.

¿Cómo puedes concienciar a tu personal de lo importante que es mantener la higiene en vuestro negocio de restauración? De varias formas: con el ejemplo, con cursos de formación, con incentivos y con multas y sanciones.

  • Con el ejemplo del propietario o gerente del bar, restaurante, cafetería o pizzería.
  • A través de cursos de manipulación de alimentos y de cursos de prevención de riesgos laborales generales y específicos para vuestro sector profesional.
  • Con incentivos por mantener la higiene en su puesto de trabajo.
  • Con multas y sanciones por incumplir repetidamente tus instrucciones sobre limpieza e higiene en el trabajo.

inspecciones sanitarias

 

Inspecciones sanitarias: AECOSAN

Una recomendación para terminar: en otros artículos de nuestro blog ya te hemos hablado de la existencia de la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición, ya sabes: AECOSAN. En la página web de esta agencia encontrarás muchísima información valiosa sobre seguridad alimentaria para evitar problemas con las inspecciones sanitarias, así que ya sabes: pulsa aquí, echa un vistazo a su web y guarda su dirección en tu carpeta de favoritos de Internet.

inspecciones sanitarias

Comparte esta publicación...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la política de privacidad