El Carnet de Manipulador de Alimentos frente al Certificado: Diferencias e Implicaciones

Si llevas tiempo trabajando en el sector de la hostelería y la restauración seguro que recuerdas aquellos años en los que era obligatorio hacer un curso y pasar un examen para obtener el llamado carnet de manipulador de alimentos. Desde hace casi seis años, desde el mes de febrero del 2010, las exigencias formales para obtener un certificado de manipulación de alimentos se ha relajado muchísimo, tanto que incluso es posible estudiar un curso de manipulación de alimentos online de cinco minutos o conseguir un carnet de manipulador de alimentos gratis o casi gratis.

carnet-manipulador¿La relajación de la norma en este caso puede suponer un aumento en el índice de intoxicación alimentaria en nuestro país? Nosotros, como muchos otros profesionales responsables del sector opinamos sinceramente que sí. En pleno siglo XXI cuando el registro sanitario de alimentos es más exigente que nunca, cuando la sociedad ya está plenamente concienciada de la importancia de los alimentos para nuestra salud, cuando todos somos conscientes de los riesgos que entraña para nuestra salud la falta de higiene en las cocinas… ¿Cómo es posible que un profesional pueda manipular esos alimentos que nos llevamos a la boca sin haber recibido una formación real y de calidad? Hoy en nuestro blog hablamos del importante carnet de manipulador de alimentos, preguntas, respuestas y opiniones que, por supuesto, puedes comentar y discutir al final del texto.


El carnet de manipulador de alimentos de antes.

Como te comentábamos al principio del artículo, hasta el año 2005 un profesional que tuviera que manipular alimentos en su trabajo diario tenía la obligación de estudiar un curso y demostrar que había aprendido una serie de conocimientos básicos aprobando un examen oficial.

Al finalizar el curso, ese profesional recibía su carnet de manipulador de alimentos, es decir, se convertía en un profesional acreditado para entrar en contacto con los alimentos sin riesgo para su salud y la de los destinatarios finales de esos productos alimenticios: los consumidores.

En aquella época, los cursos de manipulación de alimentos debían ser impartidos por la propia Administración o por entidades formativas oficialmente acreditadas. Además, las autoridades sanitarias pensaban acertadamente que ese profesional de la restauración debía renovar su carnet de manipulador de alimentos cada cuatro años y, así, refrescar sus conocimientos sobre los riesgos higiénico sanitarios de manipular alimentos, utilizar menaje o manipular maquinaria de hostelería sin adoptar las debidas precauciones.

carnet-manipulador-1

El certificado de manipulador de alimentos de ahora.

El día 5 de febrero del año 2010 el Ministerio de Sanidad y Política Social publicaba en el BOE el Real Decreto 109/2010, una disposición legal que barrería de un plumazo todos los esfuerzos anteriores por garantizar la seguridad alimentaria a través de sus protagonistas principales: los manipuladores de alimentos.

Esa disposición legal derogaba la norma del año 2000 que establecía, entre otras medidas, la exclusividad de la formación en manipulación de alimentos a la Administración Pública y, también, la obligación de renovar el carnet de manipulador de alimentos cada pocos años.

Hoy en día casi cualquier empresa o profesional puede impartir formación en manipulación de alimentos y certificar a una persona como manipulador de alimentos; puede impartir ese curso:

  • La misma empresa donde trabaje el futuro manipulador de alimentos.
  • Una empresa externa.
  • Una Asociación.
  • Una Cámara de Comercio.
  • Etc.

Según la ley, esa formación puede ser recibida tanto de forma presencial como a distancia o en la modalidad de teleformación (curso de manipulador de alimentos online).

El Real Decreto mantenía – eso sí – la obligación que tiene el empresario de que el personal a su cargo que manipule alimentos disponga de la formación adecuada y suficiente en esa materia.

Los riesgos para la salud.

Los riesgos para la salud del consumidor pueden derivarse de esta permisiva legislación en materia de manipulación de alimentos son bastante obvios: ¿cómo puede asegurarse el empresario de que su personal conoce los riesgos sanitarios de la suciedad en el horno? ¿Y de no lavarse las manos antes de manipular alimentos? Estos son solo dos ejemplos; las numerosas noticias sobre intoxicación alimentaria que leemos en la prensa día sí, día también nos deberían servir para reflexionar sobre este problema que nos afecta a todos.

carnet-manipulador-2

La responsabilidad del sector.

Los empresarios y los trabajadores que, por su sector profesional, manipulan alimentos no deberían quedarse tranquilos simplemente cumpliendo esa ley ineficaz. Además de que tenemos que ser suficientemente sensatos para darnos cuenta de que con la salud no se juega, no deberíamos perder de vista los daños económicos que tendríamos que asumir si nuestro establecimiento fuera responsable directo de una intoxicación alimentaria.

En resumen: tenemos dos opciones:

  1. A) Limitarnos a cumplir la ley.
  2. B) Asegurarnos de que nosotros y nuestros empleados tenemos la formación adecuada y suficiente como para trabajar con alimentos adoptando todas las prácticas de higiene propuestas por la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición.

¿Y tú, qué opinas? ¿Crees que seguir un breve curso de manipulador de alimentos online te capacita para trabajar sin riesgo para tu salud y la de tus clientes?

 

Y si quieres ampliar información:

Real Decreto 109/2010, de 5 de febrero

Documento de orientación sobre formación de manipuladores de alimentos de la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición.

Material formativo gratuito sobre manipulación de alimentos del Ministerio de la Consejería de Sanidad del Gobierno del Principado de Asturias.

Comparte esta publicación...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

holaaaaa3

6 comentarios de “El Carnet de Manipulador de Alimentos frente al Certificado: Diferencias e Implicaciones
  1. Pingback: Por Qué Congelar el Pescado? Consejos para Hostelería

  2. Pingback: Trámites para abrir una churrería ambulante en Barcelona.

  3. Pingback: Montar un negocio de comida para llevar: puntos clave

  4. Pingback: Inspecciones sanitarias en bares y restaurantes: ¿cómo evitar problemas?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la política de privacidad