Cómo diseñar una buena carta para tu restaurante.

Si llevas años trabajando en el sector de la hostelería y la restauración, seguro que sabes lo importante que es diseñar una buena carta de platos, un menú que haga que los clientes que pasan ante tu puerta se decidan a entrar a comer o cenar en tu local.

Todos los bares, restaurantes y cafeterías deberían tener una buena carta de su oferta gastronómica, pero este elemento es especialmente importante para los millones de establecimientos de restauración situados en las zonas más turísticas de España: las Islas Canarias, la Costa del Sol, la Costa Brava pero, también, los bares, restaurantes y cafeterías de las ciudades y pueblos que atraen a turismo de salud, turismo cultural, etc.

Cartas Irresistibles para tu Restaurante

¿Cómo diseñar una buena carta para tu restaurante? ¿En qué tenemos que fijarnos para no tirar a la basura el buen dinero que nos puede costar una carta profesional?

Hoy en el blog de Maquinaria de Hostelería te damos tres claves para diseñar cartas irresistibles, atraer a más clientes y ahorrar dinero, tiempo y esfuerzo.

Clave 1: qué ofreces y cómo lo ofreces.  

La primera clave importante que tienes que tener en cuenta antes de encargar el diseño de tu carta es decidir qué platos quieres incorporar a tu menú y, muy importante, en qué categorías vas a organizarlos.

Este punto es fácil si tu bar, restaurante o cafetería está especializado en un tipo de comida determinado. Por ejemplo, una marisquería podría dividir su carta por grupos de alimentos, por ejemplo:

Mejillones.

Mejillones al vapor.

Mejillones a la marinera.

Ensalada de mejillones.

Mejillones con patatas fritas.

 

Gambas.

Gambas a la gabardina.

Revuelto de gambas con ajetes.

Gambitas de Huelva.

 

Langostinos.

Langostinos plancha.

Langostinos en salsa de curry.

Langostinos con verduras.

Carta restaurante marisco

El caso anterior es el más sencillo, pero la mayor parte de nuestros restaurantes ofrecen platos variados de carne, pescado, etc. Si este es tu caso, te recomendamos dos opciones para organizar los platos de tu futura carta:

Opción 1: clásica.

Si eliges la opción más clásica, puedes organizar el menú por grupos de alimentos: carnes, pescados, ensaladas, sopas, postres, etc., o por el tradicional: “Entrantes”, “Primeros Platos”, “Postres”, etc.

Opción 2: innovadora.

La segunda opción es una variante moderna de la primera: organizar tu menú por los clásicos “entrantes”, “primeros”, etc., pero mostrarlo en tu carta con un lenguaje diferente, atractivo y que llame la atención. ¿Quieres que te demos algún ejemplo que puedes utilizar, si quieres, en tu próxima carta? Mira:

 

Empezamos picoteando…

Cazuelita de chopitos al ajillo.

Antojos de calamares.

Mini ensalada de gulas con gambas.

Tostas variadas para compartir.

Selección de tapitas de la casa.

 

Seguimos con el plato fuerte…

Solomillo con salsa de roquefort, patatas panadera y verduras crujientes.

Mero a la plancha con sus patatas al aceite de eneldo.

Ancas de rana sobre lecho de algas, ajetes tiernos y crocante de frutos secos.

 

¿A quién le amarga un dulce?

Tarta mil hojas con crujiente de chocolate blanco.

Volcán de frutas con miel de La Alcarria.

Fondue de frutos rojos con litros y litros de chocolate negro.

…..

 

Clave 2: una imagen vale más que mil palabras.  

La segunda clave para crear una carta atractiva para tus clientes es decidir si vas a  trasmitir la información a tus clientes utilizando sólo texto o combinando imágenes y textos.

El texto que incorpores a tu menú es muy importante y, además, en algunos casos tendrás que incluir ciertos datos por Ley (presencia de alérgenos como el gluten, el huevo, etc.). Pero tenemos que ser realistas: nuestros clientes quieren comer, no leer.

Así, además de intentar reducir el texto lo más posible (sin dejarte nada importante) nuestro consejo es que introduzcas en tu menú varias fotografías de alta calidad. Dos consejos:

Elige fotografías de productos frescos, no de platos ya elaborados. El motivo es simple: quizá hoy tu plato “Tostas variadas para compartir” incluya tostadas de morcilla de Burgos, chorizo de León o cochinillo de Ávila, pero… ¿y mañana? Tal vez tu proveedor de morcilla, chorizo o cochinillo ponga sus precios por las nubes y tengas que cambiar los ingredientes de tus tostas. Si no has colocado fotografías en las que se aprecien los ingredientes del plato, no tendrás que cambiar la carta de tu restaurante y asumir los costes del redactor, el diseñador, el traductor, la imprenta, etc.

 

 fotos cartas restaurantes

 

No llenes la carta de iconos, fotos, cenefas, colorines…  A no ser que regentes un restaurante infantil, llenar la carta con mil iconos, lazos y figuritas no es una buena idea. Ese cúmulo de formas y colores, además de estorbar al comensal, puede dar una imagen que no deseas para tu local, puede quitarle esa profesionalidad tan importante para los clientes que deciden poner la salud de su estómago en tus manos.

 

Clave 3: mucho cuidado con la traducción.

Si eres aficionado a las redes sociales, seguro que has visto más de una vez cómo el personal se partía de risa ante traducciones tan desafortunadas como las de la siguiente imagen:

 

errores traduccion carta

 

Si tienes un bar, restaurante o cafetería en una zona turística es importante que hagas traducir tu carta por lo menos al inglés, pero es vital que no encargues esa traducción a un primo-vecino-amigo-sobrino-cuñado que fue a pasar un verano a Irlanda. Si no puedes permitirte el lujo de encargar una traducción profesional, es mejor que dejes tu carta en su idioma original y que revises que no tiene ni una sola falta de ortografía, claro.

Estas son algunas de las claves más importantes que tienes que tener presentes para elaborar una carta diferente, atractiva e irresistible.

¿Otra clave importante para mejorar la productividad de tu negocio? Contar con maquinaria de hostelería profesional y ajustada de precio como la que te ofrecemos en nuestra página web: cocinas industriales, maquinaria auxiliar, planchas, frigoríficos y cámaras, hornosTodo lo que necesitas por mucho menos de lo que piensas.

Comparte esta publicación...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la política de privacidad