¿Por qué debemos traducir la carta de nuestro bar o restaurante?

Cómo pasa el tiempo cuando uno se divierte, ¿verdad? Hace un momento estábamos hablando de los menús para Navidad o de las cenas románticas de San Valentín y ahora estamos a las puertas de una de las semanas más rentables para los locales de ocio, hostelería y restauración: la Semana Santa.

Pero en esta ocasión no vamos a dedicar nuestro artículo a darte recetas de menús para Semana Santa o recetas para la Cuaresma. No hablaremos de garbanzos con espinacas, bacalao al ajo arriero o huesecillos de santo, pero sí vamos a tratar un tema muy relacionado tanto con la comida como con la satisfacción de tus clientes: tu menú o carta de platos.

¿Tienes traducida la carta de tu bar, restaurante, cafetería, pizzería o churrería? ¿La calidad de esa traducción es, como mínimo, aceptable? ¿Crees que hacer traducir profesionalmente tus menús es tirar el dinero?

Hoy en el blog de Maquinaria de Hostelería.net vamos a romper una lanza a favor de las agencias de traducción y de los traductores autónomos que se han especializado en el complejo sector del turismo gastronómico. ¿Cómo? Contándote algunas de las razones por las que tu bar, restaurante o cafetería debería ofrecer a sus clientes internacionales unas cartas de platos bien traducidas a su idioma materno.

Traducir la carta de tu bar o restaurante

Traducir la carta: razón 1. El imparable crecimiento del turismo

¿Por qué inviertes en un buen horno de convección en lugar de en un horno “patatero”? ¿Por qué compras sillas de comedor cómodas en lugar de taburetes cojos en oferta? ¿Por qué contratas a un buen cocinero para tu restaurante en lugar de a un pinche novato? Por una razón muy simple: porque es necesario.

Entonces ¿por qué debes traducir la carta de tu restaurante al inglés, al francés o al alemán? Simplemente porque es necesario. Porque España es un país eminentemente turístico y el número de clientes internacionales que visitan nuestro país cada año no deja de crecer.

Un dato: en el año 2016 visitaron España casi 75,3 millones de turistas internacionales. Lo que lees.

Quizás ahora mismo estás pensando que el turismo internacional no llegará a tu bar o restaurante porque estás lejos de la costa, de las Islas Baleares y Canarias o de las grandes ciudades como Madrid o Barcelona. Tal vez crees que si tu restaurante, bar o cafetería no está situado en estas localidades no te interesa invertir en traducir la carta o menú. ¿Es eso lo que piensas?

Pues vas a tener que cambiar de opinión porque el turismo internacional está llegando hasta el último rincón de nuestro bello país. El turismo enológico (del vino), el agro turismo, el turismo de mayores, el turismo familiar, el turismo gastronómico… Las últimas tendencias del turismo apuntan a un desvío de los puntos tradicionales de sol y playa y ofrecen al visitante internacional la posibilidad de conocer España “de verdad”, de visitar pueblecitos y ciudades del interior, de abandonar el centro comercial de las grandes ciudades para conocer su provincia, de descubrir y degustar los platos de toda la vida de los pueblos de antaño… Estés donde estés, si las puertas de tu bar o restaurante están abiertas seguramente atenderás a más de uno, dos y tres clientes internacionales que querrán leer tu oferta gastronómica en su propio idioma o, al menos, en el idioma internacional por excelencia, el inglés.

traducir carta turismo internacional

Traducir la carta: razón 2. Tu valiosa imagen en Internet

Hace unos cuantos años quizás no era tan importante que un cliente extranjero se fuera enfadado de un bar o de un restaurante porque no entendía el menú. Afortunadamente, esos tiempos han cambiado y hoy en día la opinión de tus clientes no entiende ni de idiomas ni de fronteras. La “culpa” la tiene Internet, pero es una culpa benigna ya que sirve de acicate para que siga mejorando la calidad del sector de la restauración español.

Tu imagen, la imagen de tu bar, restaurante o cafetería está totalmente expuesta en Internet, es vulnerable. Atender bien a todos tus clientes – a los nacionales y a los internacionales-, ofrecerles una calidad ajustada al precio, atenderles como se merecen y conseguir que salgan de tu negocio con la sonrisa puesta es fundamental para el éxito de tu local. Pero además, si les facilitas la lectura de tu carta de platos con una traducción de calidad, tus clientes se sentirán mejor, más cuidados, más respetados y te recomendarán entre sus círculos de amigos de Facebook, Twitter, Google Plus, You Tube… Hablamos de una publicidad “boca a boca” internacional que, si la tuvieras que pagar, costaría cientos o miles de euros.

traducir carta Internet


Traducir la carta: razón 3. Una mínima inversión

¿Cuánto crees que cuesta hacer traducir la carta de tu restaurante a, por ejemplo, el inglés? ¿100 €? ¿1000 €?

El presupuesto de traducir la carta de un restaurante es mucho más económico de lo que piensas. De hecho, en Internet encontrarás muchas buenas agencias de traducción que te cobrarán 0,045 € por palabra traducida. Si tu carta o menú tiene unas 800 palabras, hablamos de un presupuesto de unos 36 €.

presupuesto traducir carta

Si comparas este precio con otras inversiones necesarias para tu local como son el pago de la electricidad y del agua, el equipamiento de seguridad e higiene, la verdura y la fruta frescas, los productos congelados, los vinos y refrescos, el pan, la carne o el pescado enseguida te darás cuenta de que esos treinta y pico euros son una inversión mínima por un producto – tu carta traducida- que te durará al menos un año.

Traducir la carta: un consejo importante para terminar

Vamos a terminar el artículo de hoy con un consejo gratuito fruto de la experiencia: no utilices programas de traducción automática para traducir la carta de tu menú. Tampoco confíes en la supuesta “experiencia” de ese sobrino, primo o cuñado que pasó un verano de Erasmus en el extranjero o en esa hija del amigo del primo de tu suegro que supuestamente sabe muchísimo de inglés.

La razón es, también, muy sencilla: si inviertes dinero en esos programitas automáticos o en un traductor aficionado la posibilidad de que la carta de tu menú se llene de barbaridades es altísima. Estoy recordando, por ejemplo, algunas traducciones tronchantes que corren por Internet del tipo “Coca Cola = Cocaine Tail”, “Callos = Duricies”, “Tocino de cielo= Sky Bacon”, “Escalopines al Cabrales = Scallop to cabrales” “Lomo con patatas fritas = Fried Steak with Legs”… La lista es tan larga como graciosa para todos menos para el abochornado propietario del bar, restaurante o cafetería.

¿Quieres ser el próximo restaurante avergonzado en Internet por culpa de una mala traducción? Seguro que no…

traductor aficionado


¿Qué te ha parecido este artículo?
Nos gustaría leer tu opinión aquí o, si lo prefieres, en el muro de Facebook de Maquinaria de Hostelería. net.

Comparte esta publicación...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la política de privacidad