Consejos para evitar Legionela en tu bar o restaurante

El verano es una de las estaciones del año más rentables para los bares y restaurantes, pero también es uno de los periodos más problemáticos en cuanto a contaminación de alimentos y riesgo de sufrir brotes de Legionela, salmonella, etc. Hablamos de velar por la salud de nuestros clientes y del personal de nuestro bar, restaurante, cafetería o pizzería. Pero, atención, también hablamos de evitar multas y cierres temporales de nuestro negocio en plena temporada alta, un riesgo que revertirá negativamente en tu caja registradora y que seguramente no quieres correr, ¿verdad?

Prevenir la Legionela es o debe ser prioritario para nuestro bar o restaurante durante todo el año y especialmente importante durante los meses en los que el calor aprieta. Así que, adelante: veamos qué es la Legionela y, también, una lista de los consejos más importantes para evitar la presencia de Legionela en tu negocio de restauración.

prevenir Legionela

Recordando qué es la Legionela

La Legionela es una bacteria bastante peligrosa que accede a nuestro organismo por medio de la respiración y que puede producir legionelosis, un grupo de enfermedades que pueden producir graves patologías respiratorias como la neumonía. La legionelosis puede afectar a todo el mundo, pero se cebe principalmente en los más débiles, en los llamados grupos de riesgo como los bebés y los niños de corta edad, los ancianos, las personas con enfermedades cardiacas o respiratorias de carácter crónico, etc.

La bacteria Legionela vive en entornos húmedos como estanques, lagos y ríos poco profundos, depósitos de agua, aparatos de aire acondicionado, cañerías, duchas, grifos, etc. Este microorganismo se propaga principalmente por el aire y sus efectos en el organismo pueden ser leves o tan graves que pueden significar la muerte de quién tiene la mala suerte de contagiarse.

Una mala noticia: según afirma el ECDE (Centro Europeo para el Control y la Prevención de Enfermedades) España, Francia e Italia son los tres países europeos con mayor incidencia de brotes de Legionela, un dato que nos tiene que servir para reforzar las medidas preventivas de salud e higiene en nuestro negocio de hostelería y restauración.

 

respirar Legionela

 

 

Consejo 1 para evitar la Legionela: prevenir, prevenir y prevenir

El primer consejo para evitar la Legionela es básico: adoptar una serie de medidas de seguridad, higiene y prevención básicas para impedir que esta peligrosa bacteria decida vivir y reproducirse en nuestros sistemas de refrigeración de aire acondicionado, en los sistemas de pulverización de agua que hemos instalado en la terraza interior o exterior, en la grifería de la cocina industrial y de los cuartos de baño, etc.

¿Cuáles son esas medidas básicas de prevención de la Legionela? Lo vemos a continuación en forma de consejos.

Consejo 2: revisa, limpia y desinfecta las instalaciones

La primera medida de prevención de brotes de legionela es bastante simple: revisar periódicamente las partes de nuestras instalaciones que son especialmente atractivas para la dichosa bacteria Legionela. Durante el verano, esta revisión y posterior limpieza tiene que programarse al menos una vez al mes y debe incluir:

  • El sistema de grifería tanto de la cocina industrial, como de los cuartos de baño, las duchas de los empleados, etc.
  • Los depósitos de agua externos, los filtros que tengamos instalados, las bombas de extracción de agua de riego del exterior de nuestro local, etc.
  • Las fuentes de agua de decoración, los aspersores del césped si lo tienes, los aspersores de los toldos de las terrazas de exterior, etc.

 

grifo Legionela

Consejo 3: presta especial atención al aire acondicionado

A la bacteria legionella le encanta vivir en ambientes húmedos y calurosos y se siente especialmente bien en un electrodoméstico presente en prácticamente todos los establecimientos de hostelería y restauración: los aparatos de aire acondicionado.

¿Qué podemos hacer para evitar estos focos de infección? Varias cosas, por ejemplo:

  • Limpiar en profundidad y desinfectar con productos homologados todo el sistema de aire acondicionado si este ha estado parado durante más de cuatro semanas.
  • Revisar y limpiar tanto los aparatos de aire acondicionado como sus depósitos y conductos al menos una vez a la semana.
  • Vaciar los depósitos de agua del aire acondicionado al finalizar la jornada laboral (todos los días).
  • Revisar que no existan fugas de agua en los aparatos de aire acondicionado que formen charquitos de agua estancada. Recuerda que la bacteria Legionella se reproduce a toda velocidad en cuanto la temperatura exterior alcanza los 25 grados centígrados.

aire acondicionado Legionela

Consejo 4: infórmate en profundidad sobre la Legionela

Nuestro último consejo para que evites la presencia de focos de legionela en tu bar, restaurante o cafetería es tan básico que a veces lo olvidamos: la información es poder. Cuanto más sepas sobre ese pequeño enemigo, cómo coloniza tu local y cómo se propaga y daña a tus clientes mejor que mejor. Así, aquí te dejamos algunos enlaces útiles para comprender mejor a ese enemigo microscópico al que te vas a enfrentar:

 

¿Quieres añadir algún consejo más para evitar los brotes de Legionela en tu bar, restaurante o cafetería? ¡Deja un comentario!

Comparte esta publicación...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la política de privacidad