Buenas prácticas en prevención de riesgos para bares y restaurantes

Aparentemente, el sector de la hostelería y la restauración no parece tener graves problemas de seguridad laboral, riesgos o accidentes, pero si llevas años trabajando en bares y restaurantes sabrás que este oficio tuyo tiene más riesgos de lo que parece, ¿verdad?

Cortes, quemaduras, exposición a humedad y altas temperaturas, sobreesfuerzos, golpes, caídas, exposición a agentes químicos y biológicos, estrés laboral…  Los riesgos físicos y psicológicos o psicosociales a los que están expuestos los profesionales del sector de la restauración son muchos, muy variados y muy serios. Así, hoy vamos a dedicar uno de los artículos del blog de Maquinaria de Hostelería.net a hablar en profundidad de la seguridad para hostelería y en  cómo prevenir los riesgos en bares y restaurantes, una breve guía práctica de seguridad laboral para que tú y tu personal trabajéis si no más contentos, sí más seguros.

Prevención de riesgos en bares y restaurantes


Prevención de riesgos en bares y restaurantes: legislación básica

Seguramente sabes que en España existe desde hace muchos años una amplia y variada colección de normas generales sobre PRL o Prevención de Riesgos Laborales, una normativa básica que deberíamos conocer todos los profesionales sea cual sea la profesión a la que nos dediquemos.

LPRL

La principal normativa general sobre PRL que deberíamos tener guardada en nuestra carpeta de normativa sería la siguiente (pulsa sobre los títulos para acceder a su enlace).

La Ley 31/1995, de 8 de noviembre, de Prevención de Riesgos Laborales.

El Real Decreto 485/1997, de 14 de abril, sobre disposiciones mínimas en materia de señalización de seguridad y salud en el trabajo.

– El Real Decreto 487/1997, de 14 de abril, sobre disposiciones mínimas de seguridad y salud relativas a la manipulación manual de cargas que entrañe riesgos, en particular dorso lumbares, para los trabajadores.

El Real Decreto 664/1997, de 12 de mayo, sobre la protección de los trabajadores contra los riesgos relacionados con la exposición a agentes biológicos durante el trabajo.

El Real Decreto 374/2001, de 6 de abril, sobre la protección de la salud y seguridad de los trabajadores contra los riesgos relacionados con los agentes químicos durante el trabajo.

El Real Decreto 614/2001
, de 8 de junio, sobre disposiciones mínimas para la protección de la salud y seguridad de los trabajadores frente al riesgo eléctrico.

El Real Decreto 286/2006, de 10 de marzo, sobre la protección de la salud y la seguridad de los trabajadores contra los riesgos relacionados con la exposición al ruido.

 

Dos consejos básicos en Prevención de Riesgos Laborales

Está muy bien conocer de forma teórica los riesgos a los que nos enfrentamos en nuestro trabajo diario como camareros, cocineros, jefes de sala o gerentes de bares, cafeterías y restaurantes. Pero el problema que tenemos todos es la falta de tiempo para leer y poner en práctica todos los consejos de seguridad y prevención que aparece en la normativa, además, claro del lenguaje o jerga legal que se suele utilizar en este tipo de documentos.

¿Qué podemos hacer entonces? Dos cosas:

  1. Recordar las reglas básicas, los consejos fundamentales sobre PRL en hostelería y restauración.
  2. Conseguir que nuestros empleados sean conscientes de que su trabajo implica un riesgo y que también es su responsabilidad protegerse a sí mismos y a sus compañeros de posibles accidentes.

seguridad en bares y restaurantes

Buenas prácticas en Prevención de Riesgos Laborales

A continuación te presentamos un resumen de buenas prácticas que te ayudarán a prevenir diferentes riesgos que están presentes en tu lugar de trabajo.

Por cuestión de espacio no incluimos todos y cada uno de los riesgos a los que os enfrentáis en la cocina industrial, el almacén, el comedor, la oficina

Sino que nos hemos centrado en cinco de los riesgos más importantes y, por supuesto, en su correspondiente medida de prevención:

Cortes

Quemaduras

Caídas

Salpicaduras

Incendios

  1. Riesgo de cortes

Como bien sabes, los cortes son habituales entre el personal de cocina pero, atención, no te quedes en que son “gajes del oficio” ni les quites importancia. El riesgo de corte se puede minimizar simplemente aplicando unas sensatas medidas de prevención como las dos siguientes:

– Compra cuchillos profesionales diseñados para cada tarea.
¿Por qué crees que hay decenas de cuchillos diferentes?: cuchillos para cortar jamón, para cortar queso, cuchillos fileteros, pela patatas… Existen muchísimas variedades de cuchillos por dos razones: sacar el mejor provecho a cada producto y proteger al profesional de los riesgos de utilizar una herramienta inadecuada para un trabajo especializado.

– Mantén bien afilados tus cuchillos.
Utilizar herramientas desafiladas no sólo ralentizará el trabajo en la cocina (y te hará perder dinero), también multiplicará por cien la posibilidad de que tu personal sufra un accidente laboral.

riesgo cortes

  1. Riesgo de quemaduras

El segundo gran riesgo al que se enfrenta el personal de cocina es el llamado contacto térmico o, en lenguaje más sencillo, las dichosas quemaduras.

riesgo quemaduras

Que un cocinero o ayudante se queme al abrir el horno o al tocar el mango de una sartén o cazo al rojo vivo, sufrir salpicaduras de aceite al utilizar la freidora, escaldarse con agua hirviendo al fregar una cazuela… El riesgo de quemaduras en la cocina es muy alto y, francamente, no vamos a poder prevenirlo al 100%, pero sí podemos adoptar unas costumbres básicas que evitarán más de una dolorosa quemadura:

– Utiliza siempre guantes o paños de cocina a la hora de manipular platos o bandejas que hayan estado expuestas a altas temperaturas (fogón, horno, microondas, etc.).

– Acostumbra a tu personal de cocina a que utilice guantes anti salpicaduras y que, además, coloque los mangos de las sartenes hacia dentro para evitar el riesgo de vuelques y escaldamientos con agua o aceite hirviendo.

– Implanta la norma de que hay que advertir la presencia de mangos o asas excesivamente calientes. Por ejemplo colocando un puñadito de sal sobre el mango, protegiendo las asas calientes con un paño de cocina, etc.

prevención quemaduras

  1. Riesgo de caídas

En el sector de la hostelería y la restauración son demasiado frecuentes las caídas, tanto en el mismo plano –resbalones en el suelo, tropezones…-, como las caídas a distinto nivel cuando subimos o bajamos escaleras y escalones.

En este caso, no sólo el personal de cocina está expuesto al riesgo de caídas, también son personal “de riesgo” los camareros, el personal de barra, el personal de limpieza y el responsable, gerente o dueño del local de hostelería y la restauración. Piensa, por ejemplo, en las siguientes situaciones de riesgo:

Resbalones en el suelo mojado o por pisar pieles, papeles o cualquier desecho de la cocina.

Choques entre los camareros y el personal de cocina cuando los primeros entran a por las comandas (choques que terminan con los platos y el personal en el suelo).

Caídas al subir o bajar mercancía al sótano del local.

Caídas por falta de iluminación en la despensa o en la cocina.

Caídas de los camareros al salir a servir las mesas de la terraza exterior.

riesgo caídas

 

Lo mismo que sucede con el resto de riesgos que te estamos contando en este artículo, no es posible prevenir al 100 % el riesgo de caídas al mismo o a distinto nivel, pero sí podemos adoptar una serie de precauciones básicas que reducirán considerablemente la probabilidad de que tú o tus empleados sufráis un accidente de este tipo:

Compra calzado antideslizante para tu personal de cocina, tu personal de barra, los camareros, etc.

Revisa la iluminación de la cocina y de la despensa y compra más lámparas si ves que quedan zonas en sombra.

Revisa que el suelo de todo el local no tenga irregularidades, desconchones o zonas especialmente resbaladizas.

Distribuye dispensadores de papel o dispensadores de toallas en distintas zonas de la cocina para que los empleados puedan secarse las manos y que no goteen  agua sobre el suelo, para que puedan recoger en plan rápido las cáscaras, pieles o trozos de alimentos que se caigan de la mesa de trabajo, las manchas de grasa y las salpicaduras de aceite de las planchas y de las sartenes, etc.

En la zona de la barra coloca varias papeleras encastradas y conciencia a tu personal de la importancia de usarlas y evitar que haya papeles o desperdicios por el suelo (aunque esa zona no la vea el cliente).

Da instrucciones claras y concretas de limpiar a diario todas las escaleras interiores del local, no te imaginas la cantidad de caídas que se registran al año por pisar escalones pringosos o deteriorados.

 

 

  1. Riesgo de salpicaduras

Otro de los riesgos a los que se enfrentan a diario las personas que trabajan en tu cocina industrial son las salpicaduras de grasa, aceite o agua hirviendo. Estas salpicaduras son doloras, pueden incapacitar a tu cocinero o a tu pinche a cumplir con su trabajo y tardan en curarse. Así, no hablamos sólo de velar por la salud de tu equipo de trabajo, hablamos de ahorrar costes en bajas médicas, pérdidas de clientes por no recibir un servicio satisfactorio, etc.

riesgo salpicaduras

Dos medidas básicas para prevenir el riesgo de salpicaduras en tu cocina industrial:

Distribuye entre tus empleados los EPI –Equipos de Protección Individual– especialmente diseñados para evitar los daños por salpicaduras de aceite o agua: guantes, delantales y zapatos de seguridad.

Acostumbra a tu personal de cocina a que utilice guantes anti salpicaduras y manoplas anticalóricas y que, además, coloque los mangos de las sartenes hacia dentro para evitar el riesgo de vuelques y escaldamientos con agua o aceite hirviendo.

 

  1. Riesgo de incendio

Llegamos al quinto de los riesgos más frecuentes a los que están expuestos las personas que trabajan en el sector de la hostelería y la restauración: el riesgo de incendio.

Quizá pienses que hoy en día ya no pasan “estas cosas”, que ya no se producen esos terribles incendios en la cocina que acababan con los sueños y el capital del propietario de un bar o restaurante en un abrir y cerrar de ojos. No te engañes, el riesgo de incendios sigue presente por una razón muy simple: trabajamos con fuego y con máquinas que utilizan la electricidad para funcionar. Un descuido ante los fogones o un cortacircuitos no detectado puede echar por tierra toda tu inversión y, lo que es peor, poner en grave riesgo la salud de tu personal, la tuya y, por supuesto, la de tus clientes.

riesgo incendio

Algunas medidas básicas de prevención ante el riesgo de incendios en tu bar, cafetería o restaurante:

Coloca las papeleras y los contenedores de plásticos, cartones o desperdicios alejados de las fuentes principales de calor (fogones, hornos, planchas…).

Revisa periódicamente el estado de los electrodomésticos que tengas en la cocina industrial, tanto los grandes como los congeladores, los gratinadores, los asadores de pollos o las marmitas basculantes, como los pequeños como los exterminadores eléctricos de insectos.

No limpies las parrillas, hornos, etc.,  mientras estén enchufados a la corriente eléctrica.

Asegúrate de que los fogones eléctricos, las parrillas, los hornos, etc., están completamente desconectados antes de dar por finalizada la jornada laboral.

Recuerda y recuerda a tus empleados que tirar de los cables para desenchufar los aparatos eléctricos es una pésima costumbre que no sólo daña el cableado y los enchufes, también puede tener consecuencias más graves.

Instala todos los extintores que te marque la ley prestando especial atención a los sitios más conflictivos como, por ejemplo, las campanas extractoras.

 

¿Te ha gustado el tema y quieres más información? No te preocupes, en Maquinaria de Hostelería hemos
encontrado dos documentos gratuitos y en línea sobre prevención de riesgos laborales en hostelería y restauración. Pulsa sobre cada título para acceder a su documento correspondiente.

Prevención de riesgos laborales en hostelería. Instituto Andaluz de Prevención de Riesgos Laborales. Consejería de Empleo.

Correctas prácticas de prevención de riesgos laborales en hostelería y restauración. Pime Menorca.

Y si te ha parecido interesante este artículo y te gustaría que escribiéramos una segunda parte ¡dínoslo!
Déjanos un comentario aquí o en alguna de nuestras redes sociales Facebook, Twitter o Google Plus. No te llevará nada de tiempo y a nosotros nos vendría genial conocer tu opinión. ¡Gracias!

Comparte esta publicación...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la política de privacidad