4 ideas de bocadillos buenos y baratos

¿Buscas ideas de bocadillos buenos y baratos? Seguramente sí si tienes un bar o una cafetería o si en tu restaurante sirves desayunos y meriendas. Y es que el simple bocadillo, esas dos rebanadas de pan con “algo” en medio se ha convertido en la oferta estrella de muchísimos negocios de restauración que buscan ofrecer calidad y cantidad a sus clientes, sin tener que dejarse las ganancias del día en el intento.

Entonces ¿qué? ¿Quieres que te demos ideas para preparar diferentes bocadillos para sorprender a tus clientes? Pues adelante, sigue leyendo…

ideas de bocadillos

Ideas de bocadillos: el secreto está en el pan

Como todo el mundo sabe preparar deliciosos bocadillos de carne o de pescado, en el blog de Maquinaria de Hostelería.net hemos decidido darte ideas de bocadillos menos conocidos: bocadillos vegetarianos y bocadillos que hemos llamado “sorprendentes”.

Pero antes de “meternos en harina” (y nunca mejor dicho) permite que te contemos un secreto que han compartido con nosotros los grandes chefs del mundo del bocata: el secreto está en el pan.

La clave del éxito de las diferentes ideas de bocadillos que te vamos a dar hoy está en elegir el mejor pan en cada caso. Así que olvídate de comprar pan en la gasolinera o de descongelar esas barras de pan baratas e incomestibles que comercializan algunos proveedores. Invierte un poquito en adquirir un buen pan y ya verás como el más simple bocadillo de jamón y queso se convierte en el preferido de los clientes de tu bar, cafetería o churrería.

ideas de bocadillos

2 ideas de bocadillos vegetarianos

Los restaurantes vegetarianos no dejan de crecer al mismo ritmo que los clientes que quieren disfrutar de menús elaborados solo con productos veganos o vegetarianos. ¿Por qué no ofrecer a esos clientes algunas buenas ideas de bocadillos vegetarianos?

Aquí tienes dos ideas de bocadillos buenos, bonitos, baratos y sin carne, huevos o pescado.

Bocadillo de tofu con emulsión de frutos secos y pasas

El tofu es la piedra angular de la alimentación de los veganos y vegetarianos, pero si los has probado seguro que estarás de acuerdo conmigo en que es un alimento bastante soso. Para darle un poco de vidilla a este ingrediente y, además, convertirlo en la estrella de tu bocadillo vegano solo tienes que hacer dos cosas: elegir tofu ahumado y ponerle encima una gruesa capa de emulsión de frutos secos y pasas.

Truco: el tofu queda perfecto con casi cualquier tipo de pan, pero si eliges una hogaza integral o un pan de trigo y centeno te convertirás en el rey o la reina de los bocadillos vegetarianos ricos y nutritivos.

Bocadillo de escalivada con alioli

Como bien dice el diccionario de la RAE, la escalivada es una ensalada elaborada con diferentes hortalizas como pimiento, berenjena, etc. Pero además, una rica escalivada puede ser el ingrediente estrella del mejor bocadillo vegetariano de tu menú de desayunos y meriendas.

Preparar una escalivada es lo más sencillo del mundo: solo tienes que asar las hortalizas en un buen horno a una temperatura de 180 grados (el tiempo varía, pero en torno a una hora y media más o menos). Cuando esté asado pela el pimiento, quítale las semillas y córtalo en tiras más o menos finas. La berenjena no hace falta pelarla, solo cortarla en tiras eliminando los trozos más quemaditos. Coloca las hortalizas en un bol y alíñalas como una ensalada de lechuga normal: sal, vinagre y aceite de oliva virgen extra.

Para preparar el bocadillo elige un bollito consistente, ábrelo por la mitad, quita un poco de miga, unta un poco de alioli en la base y añade dos o tres cucharadas repletas de escalivada. Te aseguro que esta es una de las ideas de bocadillos vegetarianos más sabrosas y económicas que vas a encontrar en el amplio y ancho mundo de las recetas de cocina por Internet.

Truco: la clave para conseguir bocadillos veganos y vegetarianos tan sabrosos como los de carne o de pescado está en añadir salsas o emulsiones con mucho sabor. Existe una maquinita perfecta para preparar estas emulsiones: el Cutter Triturador, un electrodoméstico fundamental para el profesional de la hostelería y la restauración.

ideas de bocadillos

2 ideas de bocadillos “sorprendentes”

Hemos dejado para el final algunas ideas de bocadillos para aquellos atrevidos del mundo de la hostelería y la restauración que buscan sorprender a sus clientes con algo diferente a lo que ofrece su competencia: hablamos de ideas de bocadillos “sorprendentes”. Dos ejemplos:

Bocadillo de mejillones en conserva, pepinillos, guindillas y mayonesa roja

Este es un bocadillo simple como un chupete porque se elabora a base de conservas: mejillones en escabeche, un par de pepinillos jugosos, dos o tres guindillas de las picantes y, por supuesto, una gruesa capa de mayonesa roja, un color que consigues mezclando una puntita de pimentón dulce a la ración de mayonesa que vayas a utilizar.

Truco: como los ingredientes de este bocadillo son bastante jugosos no hace falta que tuestes el pan, pero sí que utilices una barra tipo baguette o que cortes anchas las dos rebanadas del pan.

Bocadillo de cerdo elaborado a baja temperatura con cebolla caramelizada y crujiente de cecina

¿Te imaginas cómo tiene que saber una buena pieza de jamón fresco, envasada al vacío y horneada durante 10 horas a 85 grados centígrados? No te lo imagines: prepáralo en tu cocina profesional y utiliza este ingrediente estrella para elaborar  el más rico bocadillo sorprendente que te puedes imaginar.

La elaboración es un poco larga, pero merece la pena: elige una buena pieza de jamón fresco, añade pimienta, sal, ajo en polvo, un chorrito de aceite de oliva y envasa la pieza al vacío. Introduce la bolsa en un horno especial para cocinar a baja temperatura y déjalo trabajar unas 10-11 horas. Mientras, puedes preparar la cecina crujiente y, por supuesto, la cebolla caramelizada, ya sabes cómo se hace: pica finamente varias cebollas dulces (las moradas son perfectas para esta elaboración), añade en una sartén un fondo de aceite de oliva y cuando esté caliente añade las cebollas, un poco de azúcar moreno y un vasito de buen coñac. Cuando se evapore el alcohol, baja el fuego y deja que se vaya pochando lentamente la cebolla removiendo de vez en cuando. No hace falta que estés todo el tiempo vigilando la cebolla, pero no la pierdas de vista no sea que se queme (ya sabes que el azúcar tiene sus riesgos).

Cuando la carne preparada a baja temperatura esté lista y se enfríe un poco, desgájala con la ayuda de un tenedor y resérvala. Abre en dos el pan, añade una capa de cebolla caramelizada, una ración generosa de carne de cerdo y un par de lonchas de cecina. ¿El resultado?: lo dicho, pruébalo, esta es una de las ideas de bocadillos buenos y baratos más impresionante del mundo.

Truco: la cecina crujiente es muy fácil de hacer: solo tienes que colocar un papel de cocina sobre un plato plano, poner encima unas lonchas finas de cecina y taparlas con otro papel de cocina presionando un poco. Ahora solo tienes que meter el plato al microondas, regular la temperatura a la mitad de potencia y programar el micro en intervalos de 30 segundos y hasta que el embutido quede duro y crujiente.

ideas de bocadillos FIN

Comparte esta publicación...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la política de privacidad