3 consejos para contratar camareros profesionales

Contratar camareros profesionales no es tan habitual como debería ser en un país tan enfocado al turismo como es el nuestro. Bares, restaurantes, cafeterías, pizzerías, discotecas… prefieren contratar adolescentes arruinados en lugar de contar con camareros profesionales, con personal especializado que amortice tanto su sueldo, como las altas cotizaciones que se pagan a las arcas del Estado.

Es un hecho: el sector de la restauración español necesita urgentemente profesionalizarse al máximo por una razón muy simple: necesitamos mejorar la eficacia y la eficiencia de los profesionales del turismo porque son la mayor fuerza económica que existe en este país.

¿Por qué es importante contratar camareros profesionales para trabajar en nuestro bar o restaurante? ¿Qué consejos podemos seguir para contratar al mejor camarero o camarera? Sigue leyendo porque esas son las cuestiones que tratamos en el artículo de la semana del blog de Maquinaria de Hostelería.net.

Ah, una cosa: a lo largo de este artículo aparecerá continuamente la palabra “camareros” en masculino. Eso no quiere decir que excluya a las muchas mujeres camareras profesionales, sino que resulta cansino para el lector estar leyendo todo el tiempo camareros y camareras o, peor todavía, camareros/as. Así, cuando leas “camareros” piensa por favor en hombres y en mujeres.

Aclarado esto, vamos al lío.

contratar camareros

¿Por qué es importante contratar camareros profesionales?

Creo que todos estamos más o menos de acuerdo con la idea de que contratar camareros profesionales y no aficionados es una excelente idea de inversión, pero ¿sabemos por qué? ¿Por qué es tan importante elegir personal de sala, barra o comedor con formación y experiencia adecuada al puesto?

Si piensas un poco y te pones en la piel de los clientes de tu bar, restaurante o cafetería, podrías apuntar no una, sino varias razones que explicarían por qué tus clientes prefieren ser atendidos por camareros profesionales. Por ejemplo:

Eficacia y eficiencia

Un camarero profesional formado e informado sabe hacer su trabajo. ¿Qué quiere decir eso? Que no tendrás que explicarle cómo se pone la mesa, cómo se elabora la factura de una comanda o cuál es la temperatura a la que debe servir el vino tinto.

Ahorro de tiempo

Un camarero profesional tarda la mitad de tiempo en hacer su trabajo que un camarero aficionado. En hostelería y restauración el tiempo es oro y ese oro puede ir o no a tu bolsillo.


Cortesía

Los camareros profesionales no solo dominan las habilidades propias de su oficio, también son auténticos expertos en tratar con respeto y cortesía a los clientes de tu local de restauración. ¿Eso es importante? Por supuesto que sí: recuerda que la falta de amabilidad del personal es una de las razones de la pérdida de clientes en un bar, restaurante o chiringuito playero.

Idiomas

Hoy por hoy, los jóvenes camareros profesionales salen de la escuela de hostelería hablando inglés. Los camareros profesionales más antiguos también son conocedores de la importancia de saber idiomas para atender mejor a los turistas y han hecho uno o varios cursos gratuitos de inglés.

contratar camareros

Cómo contratar camareros profesionales: 3 consejos básicos

Como hemos visto, contratar camareros profesionales para trabajar en tu bar, restaurante o cafetería es una idea rentable. Pero ¿cómo se hace eso? ¿Qué consejos podemos seguir para acertar a la hora de elegir camareros y camareras formados e informados? En caso hemos elegido los tres consejos siguientes:

Consejo 1: elabora un buen anuncio de empleo

La primera fase de un proceso de contratación de personal de restauración suele ser muy tediosa por una razón muy simple: por cada oferta de empleo se presentarán cien, doscientas o trescientas candidaturas.

Ese exceso de personas supuestamente profesionales que responderán a tu anuncio de “Se necesita camarero o camarera” puede tener una consecuencia peligrosa para tu negocio: que te canses de revisar currículos y elijas al primero o primera que te parezca mejor.

Hay varias soluciones para evitar este exceso de candidaturas, pero una de las más eficaces es dedicar tiempo a preparar un anuncio de empleo corto, conciso y muy clarito, una oferta que indique claramente qué tipo de profesional necesitas contratar, qué conocimientos debe tener, cuántos años de experiencia, etc.

Un ejemplo:

Se necesita camarero o camarera mayor de edad y residente en la localidad de xxxx.

Requisitos imprescindibles:

  • Inglés a nivel hablado.
  • Formación profesional.
  • 3 años de experiencia en servicios de sala o barra.
  • Disponibilidad inmediata.
  • Buenas referencias.

Pero además de redactar una oferta de empleo clara y sencilla, también puedes hacer algo más. ¿Qué? Aprovechar las funcionalidades que te ofrecen los portales de empleo especializados. Lo vemos en el siguiente consejo.

contratar camareros

Consejo 2: aprovecha el potencial de los portales de empleo

Muchos empresarios del sector de la hostelería y la restauración utilizan “mal” los portales de empleo en Internet ya que se limitan a escribir una oferta de empleo y a sentarse a esperar resultados.

Si es tu caso, recuerda este consejo: la mayoría de las plataformas de empleo ofrecen a sus clientes la posibilidad de incluir pequeños cuestionarios de criba de currículos,  baterías de preguntas que el candidato al puesto debe cumplimentar antes de enviar su CV a tu oferta.

En esos cuestionarios puedes incluir las preguntas que desees, pero nuestra recomendación es que te centres en los mismos requisitos imprescindibles que has anotado en tu anuncio de empleo. Por ejemplo:

¿Cuál es tu nivel de inglés?

¿En qué año comenzaste tu carrera profesional como camarero?

¿En cuántos restaurantes, bares, cafeterías, etc., has trabajado?

¿Podrías empezar a trabajar mañana mismo?

¿Dispones de buenas referencias de tus puestos de trabajo anteriores?

Consejo 3: comprueba las referencias

Las prisas, el exceso de trabajo, la ignorancia o la buena fe hacen que la mayoría de las veces no comprobemos si los datos que el candidato ha incluido en su CV son ciertos o son más falsos que un billete del Monopoly.

Piensa un poco: si un político infla su currículo con másteres o cursos “dudosos” ¿por qué no lo va a hacer ese joven que quiere trabajar como camarero en tu local?

La solución es más sencilla de lo que parece: cuando hayas preseleccionado dos o tres candidatos finales, siéntate, coge el teléfono y haz unas cuantas llamadas a los negocios de restauración donde supuestamente ha trabajado tu futuro nuevo empleado. A lo mejor te llevas más de una sorpresa…

contratar camareros

No nos gustaría terminar este artículo sin ofrecerte un último consejo: no te olvides de la formación continua. ¿A qué me refiero? A que todos los profesionales necesitamos recordar conceptos, aprender nuevas técnicas o habilidades, descubrir otras formas de atender al cliente o de preparar un cóctel… La formación continua es esencial para todos, incluidos los camareros y camareras que trabajan en tu negocio de restauración. ¿Un ejemplo?: los cursos gratuitos para el sector de la hostelería y la restauración.

Cursos gratuitos para hostelería y restauración

Comparte esta publicación...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la política de privacidad